Compartir

Se fue la luz, encendió una vela y casi amanece sin casa